Cómo cocinar con tu microondas

Solemos usar este electrodoméstico sólo para calentar la comida, pero puede ser muy útil para preparar carnes, verduras e incluso postres.

En la mayoría de los hogares, este famoso aparato está subutilizado. Sólo recurrimos a él para calentar cosas, pero este electrodoméstico es súper versátil y permite preparar diversos platos en la mitad del tiempo.

Lo primero que debés saber es que las ondas penetran en los alimentos aproximadamente 2 cm, y lo hacen desde el exterior hacia el interior. Sólo la parte de afuera es cocinada y el resto se cuece por conducción. No es recomendable cocinar alimentos con forma de cuadrado muy grande, ya que se calentarían demasiado las esquinas y el centro quedaría crudo o frío.

Salvo frituras, pueden cocinarse todo tipo de alimentos en él. Según sus características, se logran cocciones al natural y alimentos totalmente dorados en toda su superficie. Como sucede con cualquier método de cocción, se pierden nutrientes durante el proceso, pero al intervenir casi nada de agua y al acortar tanto los tiempos de cocción, el porcentaje de pérdida es menor al del método convencional.

20b 25 25b



Cómo cocinar cada alimento con el microondas
Verduras: te quedarán como si las hubieses hecho al vapor, si las humedeces y las tapas de forma casi hermética. Conservarán las vitaminas y minerales naturales, su color original y todo su sabor.

Acelga
* Separará las hojas del tallo
* En el caso de que sean muy grandes, cortá las hojas y ponelas en una bolsa.
* Colocá la bolsa con la acelga en el microondas:
– Si tenés 500 g. de hojas el tiempo de cocción será de 4 a 5 minutos.
– Si tenés 250 g. de tallos requerirán sólo 3 o 4 minutos para estar listas.

Berenjenas
* Lavá y cortá las berenjenas en forma de ruedas o cubos.
* Colocá las ruedas o cubos en un bowl con ½ cucharadita de sal por cada 500 g. y tapalas.
-Si tenés 500 g., déjalos de 6 a 8 minutos.
-Si tenés 1 kg., las berenjenas estarán listas a partir de los 14 a 16 minutos.

Calabaza
* Cortá la calabaza en cubos (puede estar pelada o con cáscara).
* Ubicá los cubos en un bowl con agua y colocá la tapa.
* Si vas a cocinar la calabaza entera:
-500 g.: se cocinará en 10 a 12 minutos.
-1 kg. : necesita sólo de 17 a 19 minutos de microondas.
* Para cocinar la calabaza en cubos:
-500 g.: estarán listos en sólo 9 minutos.
– 1 kg.: la cocción requerirá de 16 minutos.

Pescados: necesita poco tiempo para su cocinado, es uno de los productos que mejor se hace en este electrodoméstico, manteniendo todo su sabor y su textura. Si te gustan que queden dorados, deberás utilizar la función ‘grill’ de tu microondas.

Los siguientes tips te mostrarán cómo, con una cocción sumamente breve, tu microondas puede ser tu mejor aliado a la hora de preparar pescados frescos.
Con la potencia de tu microondas al 100%, los tiempos estimados de cocción son los siguientes:
– 1 filete de 200 g.: entre 2 y 2 ½ minutos.
– 500 g. de filetes: de 5 a 6 minutos
– 1 kg. de filetes: entre 9 y 10 minutos
– 1 ½ kg. de pescado entero: de 10 a 13 minutos

Para realizar la cocción del pescado, una vez descongelado, tené en cuenta lo siguiente:
– Frotá con aceite o manteca la piel de los pescados y hacele pequeños cortes para que nos e contraiga durante la cocción.
– Cociná los pescados enteros tapados, excepto cuando utilices bandeja doradora o grill.
– A mitad de tiempo, protegé con papel de aluminio la cola y la cabeza, para prevenir la sobrecocción.
– Ubicá los filetes de forma circular, superponiendo en el centro los extremos e intercalando separadores para evitar que se peguen.
– Para probar el punto de cocción de los pescados enteros, realizá un corte detrás de las agallas y controlá que la carne esté opaca y se desprenda de las espinas. Los filetes estarán listos cuando, al cortar una porción, la carne se separe en láminas.
– Recordá que el pescado, al igual que todas las carnes, necesita un tiempo de reposo antes de ser servido en la mesa.

Carne: no es de las recetas que mejor quedan, ya que necesitan un poco de ayuda externa. Si quieres hacer un guiso de carne, deberás dorar primero los trozos en una sartén para añadirlos después, con su propio jugo en el micro. Ahora sí, conseguirás que se cueza sin problemas.

Tu microondas te permitirá cocinar carnes asadas, hervidas o guisadas, en pocos minutos y con resultados inmejorables.
* Durante la cocción, quitá el exceso de grasa de la carne y secala muy bien. Así, evitarás que la humedad exterior hierva en contacto con la bandeja, impidiendo que la carne se dore.
* Condimentá la carne con especias pero no con sal, para evitar que durante la cocción se pierda jugo y se malogre el dorado.
* Seleccioná la potencia del microondas de acuerdo al tipo de carne.
– Cortes enteros de ternera: cocinalos al 100%.
– Cortes de vaquillona: primero al 100% y luego al 70%.
– Cortes de fibras apretadas (por ejemplo, matambre): seleccioná el 50% o 60%.
* Seleccioná el tiempo de cocción de acuerdo al punto que prefieras lograr tomando como referencia esta tabla:
Potencia 100%
– Muy jugosa: 14 minutos
– Jugosa: 16 minutos
– A punto: 18 minutos
– Muy cocida: 20 minutos

Si contás con un microondas con grill, prepará y condimentá la carne como lo harías para cocinarla de modo convencional y colocala en un recipiente adecuado. Luego, ubicá el recipiente:
– Sobre el plato giratorio para los cortes de mayor altura.
– En la rejilla baja para los de espesor intermedio.
– En la rejilla alta para las piezas finas como hamburguesas, milanesas y bifes.

Pollo:
La carne de pollo preparada en microondas es una excelente opción para obtener una comida rica y saludable en unos pocos minutos.

Aplicá los siguientes tiempos de cocción con la potencia al 100% (el pollo debe estar descongelado):
– ½ pollo: de 5 a 6 minutos
– 1 kg. de pollo en presas: de 18 a 20 minutos
– 1 pollo entero de 2 kg.: entre 16 de 18 minutos
– 1 suprema de 200 kg.: de 2 a 3 minutos

Para cocinar el pollo, tené en cuenta estos puntos importantes:
– Seleccioná 100% de potencia
– Secá perfectamente el pollo porque, de lo contrario, no se dorará bien.
– Condimentálo con especias, pero no con sal. Agregá la sal a mitad de la cocción.
– Para usar el grill, si tu microondas permite combinar el 100% de potencia + Grill, tomá como base los tiempos de la tabla anterior. Si tu microondas sólo combina 60% de potencia + Grill, duplicá los tiempos indicados.
– Para guisar el pollo, tapá el recipiente, excepto que la receta indique lo contrario.
– Recordá que el agregado de hortalizas realza el sabor de las aves cocidas al vapor o hervidas.
– Los arrollados de ave envueltos en papel manteca y film son un recurso práctico al que podés recurrir para reducir el uso de vajilla al momento de la cocción.


28bg 28gg 28ng rupha20



Huevos: con el microondas los podés hacer en pochés, duros, revueltos o en tortilla. Sacalos antes de la heladera para que estén a temperatura ambiente y no tarden tanto tiempo en cocinarse. Si te gustan más bien blandos, recuerda que debes pincharles la yema antes de calentarlos, porque podrían reventar. Déjalos más tiempo si los quieres duros. Para hacerlos revueltos solo tienes que cascarlos, batirlos y meterlos en el microondas. Pará cada poco tiempo para removerlos y sacalos antes de que estén hechos. Tené en cuenta que las microondas siguen actuando entre dos y tres minutos después de haberlo parado. Para hacer tortillas de patatas es necesario añadir una cucharadita de agua por huevo y cuajarlas con la función grill.

Arroz: lavalo, poné el doble de arroz que de agua, unas hojitas de laurel, una cucharadita de aceite y sal. Asegurate de que el repiciente es lo suficientemente grande como para que quepa el arroz una vez hecho. Remueve bien, tápalo y mételo entre nueve y 20 minutos según la potencia de tu microondas y la cantidad de arroz. Una vez hecho, déjalo reposar unos minutos.

Pasta: se cuece de forma rápida en pocos minutos y también puedes aprovecharlo para hacer la salsa.

Postres: en este electrodoméstico puedes hacer bizcochos, natillas, flanes, cremas pasteleras y compotas. Haz los bizcochos y los flanes en un molde de corona o alargado y rectangular para que la masa quede del mismo grosor. Las cremas y natillas quedan perfectas con solo seguir las instrucciones del recetario, eso sí, hazlas a bajas temperaturas y páralas para remover de vez en cuando. Con las compotas, solo te hace faltar pelar y cortar la fruta, añadirle azúcar y hacerlas en una cocción lenta.

Descargar como PDF