Mujeres que se apoderan la historia: Tita Merello

Laura Ana Merello, conocida como Tita Merello (Buenos Aires, 11 de octubre de 1904 – Buenos Aires, 24 de diciembre de 2002), fue una actriz y cantante de tango argentina.

BASE_NOTA_FOTOS-01

Tita Merello fue criada en un orfanato. Desde pequeña tuvo necesidad de trabajar, aunque para la edad de 15 años retornó a Buenos Aires. Allí hizo todo lo posible para mantenerse económicamente. Su primer trabajo en la ciudad fue como corista en un teatro de bajo nivel. Allí comenzó esta leyenda, con su inigualable perfil arrabalero. Su estilo se caracterizó desde siempre por su especial interpretación del tango, desde lo físico hasta lo emocional.
Fue a principio de la década del veinte que conoció a Eduardo Borrás, quien se preocupó por el futuro de la joven y le enseño a leer y a escribir, ya que jamás había podido concurrir a la escuela. Mientras tanto iba surgiendo con fuerza desde su interior sus grandes vocaciones, las cuales no fueron formadas en institutos especiales, ya que en definitiva todo lo que aprendió Tita en su vida, lo aprendió de la calle, a fuerza de talento y voluntad.

El cine, que posteriormente la consagró como una de las más importantes actrices dramáticas de su época, se inició con un pequeño papel realizado en el filme “Tango”, de 1933, hoy considerada la primera película sonora argentina.
Transcurrió su vida vinculándose sentimentalmente a reconocidos actores nacionales, pero como ella misma siempre lo afirmó, sólo tuvo un gran amor: Luis Sandrini. La relación con el gran amor de su vida culminó abruptamente, cuando el actor conoció a Malvina Pastorino, con quien decidió casarse y formar una familia. Este episodio golpeó duramente a Tita, quien poco después compondría el tango “Llamarada pasional”, dedicado a Sandrini.

BASE_NOTA_FOTOS-02

En México Tita filmó una película, Cinco rostros de Mujer, que le valió el premio Ariel a la mejor actriz de aquel año, 1947. Además comenzó rápidamente a hacer presentaciones como cantante acompañada por el músico Víctor Buchino.
Otras películas importantes de su trayectoria en el cine, que la consagran en forma definitiva, fueron: Morir en su ley, Filomena Marturano (del actor y dramaturgo italiano Eduardo De Filippo), Los isleros, Arrabalera, Pasó en mi barrio, Guacho, Para vestir santos, Amorina y muchas más hasta superar las cuarenta.

BASE_NOTA_FOTOS-03

Tita no necesitó crear un personaje. En sus más de setenta años de trayectoria artística, simplemente recurrió a expresar, los matices de su propia vida, entregando al público lo peculiar de su personalidad.
En la mañana del 24 de diciembre de 2002, Tita que se encontraba desde hacía meses internada en la Fundación Favaloro, despertó y dijo: “Me está llegando la hora”. Poco después, cuando el reloj dio las 12.40 nos dejó para siempre este “cacho de Buenos Aires”, como ella misma se definía. Había cumplido 98 años de edad, y en casi un siglo de existencia nos dejó un enorme y hermoso legado.

Si te gustó conocer la vida de Tita Merello, te invitamos a leer la increíble vida de Coco Channel