Proteger el medio ambiente desde casa

No hace falta irse lejos para cuidar el medio ambiente:
Existen medidas simples para reducir el consumo de agua y energía en tu casa y generar menos residuos. Ser una familia más ecológica no es complicado. ¿Es importante tomar conciencia? ¿Cualquier persona puede proteger a la naturaleza? La respuesta es sí. Ser ecologista no es sentir que la Naturaleza requiere nuestro cuidado, ni clasificarse meticulosamente, y que debe ser algo más que reciclar, algo más que indignarse ante los problemas de nuestro Planeta, algo más que conocer algo del problema… Ser ecologista es un sentimiento personal, profundo, que influye en nuestro aspecto y actitud hacia el exterior y hacia el interior.

Con estos simples cambios que podemos realizar sin ningún problema, lograremos mejoras en nuestro planeta. ¡A ponerlas en práctica!
Utilizá las escaleras, olvidate del ascensor.
Un recorrido de 15 segundos en ascensor equivale a mantener encendida una bombilla de 60 vatios durante 1 hora. Sube caminando en lugar de tomar el ascensor, es bueno para el medio ambiente y para ponerte en forma.

Lavá con agua fría y a carga completa.
Llenar el lavarropas y el lavavajillas ahorra el consumo de energía: lavas más cosas de una sola vez. La temperatura de 30°C puede ser suficiente para la ropa muy sucia y permite ahorrar tres cuartas partes del consumo del ciclo más caliente. Si lavas con agua fría, el ahorro es del 80% de la energía.

Desconcetá completamente los aparatos eléctricos cuando no los utilices.
Los aparatos como televisores y computadoras en estado de espera consumen el 15% de su consumo total. En algunas viviendas, el consumo de estos aparatos en ‘stand-by’ puede llegar a sumar el 10% del consumo del hogar.